Coaching

“Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos llegar a ser”

— William Shakespeare —

Acompañamos en procesos de transformación partiendo del desarrollo del autoconocimiento. Nuestra misión es liberar el potencial que cada uno de nosotros tiene, trabajando des de la esencia de las personas, generando consciencia y compromiso de nuestras acciones en nuestro entorno. Crear organizaciones saludables parte de nuestra propia capacidad interior de transformación.

Ofrecemos

  • 1. Desarrollo de habilidades y competencias
  • 2. Planes de desarrollo
  • 3. Procesos de transformación personal
  • 4. Procesos de transformación organizacional
  • 5. Coaching de equipos
  • 6. Mentoring

Sabemos cómo es esto de transformar una cultura organizacional. No es nada fácil, pero no es imposible. Cada vez son más las organizaciones que se suman a este cambio, pues la esencia de estas despierta y dan un paso valiente para creer y apostar en las personas de su organización.

Nuestros procesos de coaching ayudan a las personas de las organizaciones a dar este salto des del coraje, voluntad y confianza en unos mismos y con sus equipos. Des de nuestro código ético y transpersonal. Y juntos visibilizamos la transformación dentro y fuera de las organizaciones.

¿Cómo puede ayudarte el coaching en una transformación de cultura?

— 01 —

Acompañar al líder al desarrollo de su liderazgo alineado con el verdadero propósito

— 02 —

Acompañar a los equipos a ser equipos de verdad

— 03 —

A encontrar el propósito individual y colectivo

— 04 —

A reforzar las competencias de la nueva cultura

— 05 —

A cultivar la confianza

También ofrecemos sesiones de coaching con caballos

Los caballos nos ayudan a desarrollar nuestro potencial, pues son sumamente delicados y sensibles, grandes receptores de energía. Reaccionan según lo que los humanos transmitimos y sentimos, siendo nuestro espejo más puro. Captan nuestra coherencia e incoherencia entre aquello que sentimos, decimos y hacemos.

Estos animales son grandes maestros, enseñándonos a autorregularnos, a empatizar y a respetar, y nos ayuda a descubrir de nosotros de una forma visible y conectada. Un caballo decide si te acompaña o no si eres auténtico y estás conectado con tu verdadero ser.